• Dendrobium Agregatum
  • Cymbidium Insigne
  • Coelogyne cristata
  • Coelogyne ladleyana
  • Cattleyas híbridas
  • Cattleya intermedia orlata
  • Cattleya skinnerii
  • Paphiopedilum glaucophillum
  • Paphiopedilum insigne
  • Paphiopedilum primulinum
  • Phalaenopsis
  • Phramipedium sedenii
  • Vandas híbridas
  • Renanthera citrina
  • Renanthera philippinensis
  • Restrepia aristulifera
  • Restrepia elegans
  • Restrepiella ophiocephala
  • Rhynchostylis retusa
  • Schomburgkia undulata
  • Sigmatostalix radicans
  • Sobennikoffia robusta
  • Stanhopea candida
  • Stanhopea oculata
  • Staurochilus fasciatus
  • Stelis argentata
  • Sterocoryne aureofulva
  • Tolumnia "Oka Yagi"
  • Trichoglottis retusa
  • Vanda bensonii
    
  • Dendrobium stricklandianum
  • Diodonopsis erinacea
  • Dryadella cristata
  • Encyclia abreviata
  • Encyclia brassavolae
  • Encyclia garciana
  • Epidendrum ibaguense
  • Epidendrum radicans
  • Epidendrum stamfordianum
  • Epidendrum subpurum
  • Esmeralda clarkei
  • Gongora armeniaca
  • Gongora flaveola
  • Gongora gratalabunda
  • Gongora rufescens
  • Kefersteinia graminea
  • Kefersteinia lojae
  • Laelia purpurata
  • Masdevallia cardiantha
  • Masdevallia coriacea
  • Masdevallia cuprea
  • Masdevallia dunstervillae
  • Masdevallia nidifica
  • Maxillaria callichroma
  • Maxillaria camaridii
  • Maxillaria houteana
  • Maxillaria nigrescens
  • Maxillaria picta
  • Maxillaria rufescens
  • Miltonia clowesii
  • Miltonia flavescens
  • Oeceoclades monophylla
  • Oncidium harrisonianum
  • Paphiopedilum concolor
  • Paphiopedilum godeyofrae
  • Paphiopedilum primulinum
  • Pescatorea dayana
  • Phalaenopsis amboinensis (tipo amarillo)
  • Phalaenopsis chibae
  • Phalaenopsis cornu-cervi forma roja
  • Phragmipedium caricinum
  • Pleurothallis alveolata
  • Pleurothallis linearifolia
  • Pleurothallis phalangifera
  • Pleurothallis restrepiodes
  • Pleurothallis sandemannii
  • Pteroceras semiteretifolium
    



 
 
 
¿Cómo mejorar los suelos de siembra?
 
¿Qué es el PH?

El pH es una escala numérica que mide el grado de acidez o alcalinidad de una substancia. Esta escala se mueve entre el 0 y el 14. El agua tiene un pH de 7, por lo que se dice que el agua es neutra. Una substancia que presenta menos de 7 se dice que es ácida. Por encima de 7 se considera que una substancia es alcalina o básica. Desde un punto de vista del cultivo de las plantas, se define el pH como la presencia o ausencia de iones hidrógeno (H+) en el suelo.

Vivero Anita - Mejoramiento del suelo de siembra - PH
La Hortensia (Hydrangea) posee flores rosas o azules dependiendo del pH del suelo. En suelos ácidos las flores son azules, mientras que en suelos alcalinos son rosas. Tomado de Wikipedia.org
 
Tipos de Suelos según el PH

Los tipos de suelos se dividen en 3 tipos según su PH:

  • Suelos neutros: Los que tienen un pH situado entre 6,8 y 7,2.
  • Suelos ácidos: Los que tienen un pH inferior a 6,8.
  • Suelos alcalinos o básicos: Los que tienen un pH superior a 7,2.
 
¿Cómo se puede corregir el PH del suelo?
 
Suelos Ácidos

Hay varia formas de detectar si un suelo es ácido o no. Una es con un PHmetro, pero en caso de no tener este instrumento lo podríamos notar de manera natural por ejemplo, si vemos que prosperan orquídeas, o si cuando llueve el hago tarda un poco en ser absorbida por el suelo o si el abono tiene una descomposición lenta.

La presencia de suelos ácidos es muy común en lugares donde se producen lluvias abundantes que originan el lavado del calcio y magnesio del suelo que son sustituidos por otros más ácidos como el aluminio y el manganeso. Podremos encontrar suelos ácidos en aquellos terrenos que han sido sometidos a cultivos de plantas consume mucho calcio.

Ahora, para corregir este tipo de suelos se debe de agregar sustancias que sean alcalinas. Una forma y la más común es agregar cal sobre las superficie del suelo, esta debe de dejarse ahí hasta que desaparezca o esté deshecha, luego se debe revolver la tierra y dejarla a una profundidad de 20 centímetros.

Calcacea - Cal en el suelo
De todos los tipos de cal que pueden utilizarse, la más segura es el carbonato calcio o cal común, ya que las otras podrías resultar un poco peligrosas o abrasivas como por ejemplo el óxido de calcio es mucho más peligroso porque resulta abrasivo.
Por otra parte el tipo de suelo influye mucho en la cantidad de cal a utilizar, por ejemplo, los suelos arcillosos o con alto contenido en materia orgánica requerirán más cal que los suelos arenosos.

Tome en cuenta que el uso de cal en el suelo propicia la mayor absorción del humus y genera una producción mayor al inicio, pero exige un aporte adicional de materia orgánica para no agotar el suelo.

Después de distribuir la cal, es mejor dejar un periodo de reposo de 90 días. También tome en cuenta que no debe aplicarse cal al mismo tiempo que se aplica estiércol o abono nitrogenado, porque la cal, en contacto con estos elementos, produce el desprendimiento de amoniaco.

 
Suelos Alcalinos
Como mencionamos antes, los suelos están dividiso en 3 tipos, uno de ellos son los alcalinos, para poder mejorar un suelo de este tipo hay que verificar que tipo de suelo alcalino se nos presenta.
 
Suelos calcáreos: Son aquellos muy ricos en carbonato cálcico, con un pH entre 7,3 y 8, 5. Estos suelos ocasionan problemas a algunos cultivos por la baja disponibilidad de los nutrientes, sobre todo en lo que se refiere a minerales como el hierro, manganeso, zinc o cobre o un incremento de elementos tóxicos como el molibdeno.
La clorosis férrica es una enfermedad de las plantas causada por la deficiencia en el hierro y que se caracteriza por el amarillamiento de las hojas y la menor producción de la planta. Hay ciertas plantas, como el orégano o el tomillo, que prefieren este tipo de suelos.
Para solucionar estos problemas se puede recurrir a la incorporación del terreno de materiales ácidos como el quelato de hierro, el sulfato de hierro, sulfato de aluminio el azufre. Se pueden utilizar otros elementos ácidos como estiércol, turba, hojas de pino.
 
Suelos con un nivel demasiado elevado de sodio: Los suelos con una concentración demasiada elevada de sodio suelen presentar un pH por encima de 8. Este tipo de suelos hace que el agua quede retenida al poseer una porosidad reducida. Para solucionar este problema se utiliza el yeso o sulfato cálcico, combinado con un regado adecuado que posibilite la limpieza del sodio acumulado en las raíces.
 
Suelos con un nivel demasiado elevado de sales: Estos suelos originan problemas a las plantas porque imposibilitan la absorción de agua, lo que, en la práctica, origina problemas de sequedad. La solución para este problema consiste en la eliminación del exceso de sales mediante el regado abundante con agua adecuada.
Debemos tener en cuenta que el agua de riego tenga niveles bajos de carbonatos ( carbonato cálcico) y bicarbonatos (bicarbonato sódico, bicarbonato cálcico y bicarbonato de magnesio) que son los principales responsables del aumento de la alcalinidad del suelo.